Filmoteca de Zaragoza
  
  Vista de semana  |   Vista de mes  |   La Filmoteca  |   Suscripción |  Enlaces |  Prensa

¿POR QUE FILMOTECA DE ZARAGOZA?

Desde 1974 se han realizado diversos intentos por crear en Zaragoza una filmoteca, como sección de la Filmoteca Nacional primero, como Filmoteca de Aragón después. Su necesidad era, en aquellos momentos, evidente y en torno al Cineclub Saracosta fueron germinando las primeras iniciativas, continuadas luego por la Asamblea de Cultura de Zaragoza, que llegó a aglutinar en torno a esta reivindicación a la inmensa mayoría de los intelectuales aragoneses.

La necesidad de una filmoteca en Aragón es hoy mayor todavía. Poco después de la primera proyección de los hermanos Lumière, ya se hace cine en Aragón y la actividad cinematográfica se mantiene con intensidad en nuestra región hasta hace muy pocos años en que decae por la falta de una infraestructura industrial y cultural que potencie su desarrollo. Por todo ello, era imprescindible la creación de un centro que recuperase, conservase, estudiase y difundiese el cine realizado en Aragón o por aragoneses.

Manteniendo este espíritu, el Excmo. Ayuntamiento de Zaragoza acordó, en sesión plenaria celebrada el 17 de junio de 1981, aprobar la constitución de una fundación pública, denominada Filmoteca de Zaragoza, con personalidad jurídica y patrimonio propio, cuyo objeto y fines son el estudio y la difusión del cine preferentemente aragonés.

La Filmoteca de Zaragoza tiene dos Departamentos:

CARTA BLANCA A LEANDRO MARTÍNEZ (1): MIZOGUCHI ESENCIAL Fotograma_emperatriz_mizoguchi__1500__view

KENJI MIZOGUCHI nace en Tokio el 16 de mayo de 1898, en los albores del cine. Durante su infancia, un negocio fallido supone la ruina de su familia, obligando al padre a vender a su hermana mayor a una casa de geishas cuando esta tenía solamente 14 años. Este suceso marcará al cineasta de por vida.

Mizoguchi cursa estudios de arte, diplomándose con 17 años en el Instituto de Pintura Europea de Aoibashi en Akasaka. También se inicia en el aprendizaje del biwa, instrumento musical japonés de cuerda. En 1920, por mediación de un amigo, Mizoguchi entra a trabajar en la Nikkatsu, primera sociedad cinematográfica japonesa, donde transcribe guiones para el director Osamu Wakayama.

En 1923, inicia su labor como realizador con el film El día en que vuelve el amor. Tras el devastador terremoto que asola la ciudad de Tokio ese mismo año, Mizoguchi es trasladado a los estudios que la Nikkatsu tiene en Kioto, donde continúa su carrera cinematográfica. En 1926 se produce la primera colaboración con su amigo de infancia, el escritor Matsutaro Kawaguchi, en la película El amor de una profesora de canto. Kawaguchi formaría parte desde entonces del equipo estable de Mizoguchi hasta casi el final de su carrera.

En 1930, dirige La tierra natal, una de las primeras películas japonesas parcialmente sonoras. Pese a fracasar en taquilla, Mizoguchi se resarciría en 1932 cuando la compañía le encarga dirigir El dios guardián del presente, que sería el primer éxito comercial del cine sonoro producido por dicha empresa. Trabajando principalmente con encargos, en cerca de una década, Mizoguchi rodará unos 50 films para la Nikkatsu.

En 1934, con intención de disponer de mayor libertad artística y mejorar su economía, Mizoguchi funda con su amigo Masaichi Nagata su propia compañía de producción, la Daiichi Eiga. Pese a producir tan solo un puñado de films antes de caer en la quiebra en 1936. De este periodo, destacan Elegía de Naniwa (1936) y Las hermanas de Gion (1936), con protagonismo en ambas de Isuzu Yamada, su actriz fetiche de entonces. No menos destacable es la presencia del joven guionista Yoshikata Yoda, fiel colaborador hasta la muerte del cineasta, con quien establecería una relación de maestro y discípulo.

En 1937, vuelve a rodar para la compañía Shinkô, donde ya había trabajado, y en 1939 pasa a trabajar para la Shochiku, con la que rueda 13 films, de 1939 a 1948.

En 1946, pese al reciente final de la guerra, se inicia un nuevo auge del cine japonés. En este periodo, las productoras Tôhô, Shochiku, Daei, Shintoho y Toei forman el grupo de los cinco grandes estudios de producción, que monopolizarán con grandes ingresos la producción cinematográfica japonesa. Las numerosas películas dirigidas durante las décadas de los años 20, 30 y 40, permiten a Mizoguchi sintetizar un estilo propio que culmina en la década de los años 50, donde dirige una obra maestra tras otra.

Tras cinco años de preparación, en 1952, realiza Vida de Oharu, mujer galante, con la que obtiene el premio a la mejor dirección en el Festival de Venecia de 1952. Su prestigio alcanzará aún cotas más altas cuando en 1953, realiza para Daei la obra más famosa de su carrera, Cuentos de la luna pálida. Ganadora del León de Plata en el Festival de Venecia, la película deslumbra a la crítica europea y, entre otros, a los futuros componentes de la Nouvelle Vague francesa.

Posteriormente, dirige títulos como Los músicos de Gion (1953), La mujer crucificada (1954), Los amantes crucificados (1954) o La calle de la vergüenza (1956), que confirmarán la reputación de Mizoguchi como un cineasta con una visión única sobre la posición de la mujer dentro de la sociedad japonesa, el mundo de las geishas y el universo de la prostitución. La belleza y sutilidad de las imágenes de La emperatriz Yang Kwei Fei (1955), una de sus dos únicas películas filmadas en color, y la potencia conmovedora de El intendente Sansho (1954), completan una lista de títulos donde el arte de Mizoguchi se encuentra a su más alto nivel.

En los últimos años el director enferma de leucemia. Mientras prepara su próximo proyecto, Osaka monogatari, Kenji Mizoguchi fallece el 24 de agosto de 1956.

Agradecemos la colaboración de Leandro Martínez Joven.

Textos de Pablo Gracia Salinas, Jorge Marco Guimbao Polo, Julio Beltrán Velamazán.

 

Continua ...

Departamento de Investigación y Archivo de la Filmoteca de Zaragoza.
Situado en Domingo Miral 3 (Antiguo cuartel Palafox)
50.009 Zaragoza (Zaragoza) Spain.
T. 976 72 49 15 F. 976 72 49 19
email: filmoteca@zaragoza.es

Departamento de Exhibición y Difusión
Palacio de los Morlanes
Pza. San Carlos, 4

50001 Zaragoza
T. 976 72 18 53 · 976 72 18 54
F. 976 39 87 40
e-mail: filmoteca@pmaei.es

Horario de Taquilla:
Desde 15 minutos antes del comienzo de la primera sesión.
Entrada: Libre hasta completar aforo
Aforo: 115 butacas
Una vez comenzada la sesión no se permitirá la entrada a la sala. Las copias que se exhiben son las disponibles de mejor calidad. Las duraciones que figuran en el programa son sólo aproximadas. La Filmoteca se reserva el derecho de variar el programa por causas de fuerza mayor.

V.O Versión original V.E. Versión en castellano V.O.S.E. Versión original con subtítulos en castellano (*) Subtitulado en vídeo Rót. Rótulos Son. sonorizada

//script para google analytics //script para lanzar ventana emergente cookie