PRÓXIMAS SESIONES
22 de septiembre 2021 | 18:00
*La reserva de entrada se mantendrá hasta cinco minutos antes del comienzo de la sesión. En ese momento se permitirá la entrada de público sin reserva
DENTRO DEL CICLO

Programa 4 Goya: Goya en Burdeos

Goya en Burdeos

Carlos Saura, 1999.
Int.: Francisco Rabal, José Coronado, Maribel Verdú.
España. 104 min.
Sinopsis

A los 82 años y exiliado en la localidad francesa de Burdeos junto a Leocadia Zorilla de Weiss (Eulalia Ramón), la última de sus amantes, Francisco de Goya y Lucientes (Paco Rabal, que se llevó un Goya por este papel) reconstruye para su hija Rosario (Dafne Fernández) los acontecimientos que marcaron su vida. Ésta se ha visto marcada por convulsiones políticas, pasiones emponzoñadas y el éxtasis de la fama. El pintor recuerda al Goya joven (José Coronado) que lucha por subir los resbaladizos peldaños de la Corte del rey Carlos IV, donde vive, y por el reconocimiento y la fortuna. Todo ello en medio de las intrigas de palacio y el juego de la seducción y mentira. También recuerda a su único y verdadero amor, la duquesa de Alba (Maribel Verdú), una mujer que redibujó su vida y la historia de su tiempo, y cuya existencia queda truncada por el veneno de las conspiraciones. Poco a poco se van desentrañando las claves de un artista genial que, sin embargo, nunca dejó de lado una sincera preocupación por su país y por su pueblo castigado por el absolutismo y humillado por las tropas del Ejército invasor del emperador Napoleón Bonaparte.
Pero, sin duda, la cinta que se centra íntegramente en esta última fase de la vida y obra de nuestro pintor es Goya en Burdeos. Uno de los pasajes más interesantes es una escena onírica (quizás más propiamente sería decir a caballo entre la vigilia y el sueño), que remite al célebre Capricho n.º 43, con una recreación de nuevo de signo teatral mediante actores que portan máscaras y que asedian al pintor.
El último capítulo de la vida del pintor conforma la película Goya en Burdeos, todo un homenaje retrospectivo a la vida y obra de Francisco de Goya y a su aportación como uno de los mejores exponentes de la modernidad, como bien certifica Saura incluyendo al final la célebre frase de André Malraux: «Después de Goya empieza la pintura moderna». Sin duda, el filme del director oscense es el mejor exponente de esta fase en la trayectoria goyesca, en el que nos ofrece a un Goya esencialmente humano, atormentado por sus recuerdos tanto en la faceta pública como íntima, junto a su compañera Leocadia Weiss y la niña Rosario, supuesta hija suya natural, a la que inicia con especial cariño y ternura en el arte pictórico.

Goya en Burdeos con Paco Rabal
Compartir
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Goya en Burdeos
FILMS DEL CICLO