FILMS

Ciclo José Luis López Vázquez

A veces a uno le cae la suerte de poder contar para su próxima película con alguien que ha protagonizado una película de Cukor, alguien a quien el maestro de la dirección de actores le acaba de proponer un contrato permanente en Hollywood. Y este actor que unas semanas antes asombraba a la gran Maggie Smith mientras rodaban escenas en decorados de lujo, viene ahora a actuar en tu película, se somete a la modesta chapuza nacional, al bocadillo de tortilla comido de cualquier manera mientras se maquilla en la portería más cercana al lugar del rodaje en la fría madrugada, donde tendrá que dejarse el hígado, los riñones y parte del corazón cuando escuche la voz de ¡Motor! y en alguno de estos duros momentos, quizás recuerde la calefacción o el aire acondicionado en roulottes-camerino, o la maestría del director americano y piense en el error de no haber aceptado un contrato que lo alejara del esperpento ibérico.

Pero conmigo, director suyo ahora y tal vez culpable de haberle obligado a dejar hace años la pintura y en este momento un posible futuro de estrella hollywoodiense. él se siente repentinamente cómplice de la obstinación que tenemos algunos de contar historias de antihéroes, de pobres hombres inmersos de forma ridícula en aventuras cotidianas, y en consecuencia, se alegra de estar aquí entre nosotros, demostrándonos su categoría de actor instintivo, de repentizador genial, capaz de resolver cualquier complicación de la puesta en escena, cualquier desfallecimiento de sus antagonistas, en secuencia antológica gracias a lo que yo defino como su genial «revolera», que consigue que su interpretación se levante a niveles mágicos. Este es José Luis López Vázquez, afortunadamente todavía espléndido pintor cuando le da la gana, malhumorado a veces ante las penurias del oficio, pero de sobra merecedor no sólo de este libro y de mi afecto personal, sino de la admiración colectiva de todos los profesionales del cine, y de la Administración, que hasta ahora han sido vergonzosamente injustos con él, aunque José Luis sabe que puede contar orgullosamente con dos grandes reconocimientos; el de George Cukor y el del público, que no son moco de pavo.

Luis García Berlanga en José Luis López Vázquez – Un cómico dramático, F. Antonio Fernández Oliva (Editorial Difusión Cinematográfica Española, Madrid 1988).

Compartir
FECHAS
DEL 14 DE SEPTIEMBRE AL 21 DE OCTUBRE DE 2022
Ciclo José Luis López Vázquez

Films del Ciclo