FILMS

Jazz Cinema

En el año 2016 comenzamos la andadura de Jazz Cinema, vinculando Filmoteca de Zaragoza y el Festival de Jazz de Zaragoza. Ahora es una parte de la sección “Otros espacios” del Festival y se programa en colaboración con la Filmoteca del Ayuntamiento de Zaragoza. Sólo el Coronavirus impidió que programáramos en el año 2020. En 2021 seguimos mostrando la estrecha y enriquecedora conexión entre cine y jazz mediante cuatro películas europeas que demuestran el equilibrado ecosistema cinemático-musical que el francés Louis Malle y algunos cineastas polacos han construido desde los años sesenta del siglo XX, hasta la actualidad.

En Callejón sin salida (Cul-de-sac, 1966), el polaco Roman Polanski se apoya en Christopher Komeda, uno de los músicos de jazz con más prestigio y trayectoria en su país que en su periplo cinematográfico, casi siempre trabajó con él. Juntos, y con Gérard Brach en el guion, construyen una atmósfera malsana y opresiva, reforzada por la fotografía en blanco y negro de Gilbert Taylor y por un grupo de actores, entre los que destacan el inglés Donald Pleasence y la francesa Françoise Dorléac.

En 2018, otro polaco llamado Pawel Pawlikowski, en su película Cold War (Zimna wojna), decide que para contar una historia de amor apasionado en los tiempos de la Guerra Fría, quizás sea lo mejor convertirla en un apasionante casi-musical en el que podemos escuchar arreglos espectaculares sobre folclore tradicional polaco, la espléndida voz de Joanna Kulig, o un excelente jazz, que cuenta con los arreglos y algunos temas del pianista Marcin Masecki.

El romance de Louis Malle (1932 / 1995) con el jazz es apasionado. Algunas de sus películas muestran la delicada fusión entre jazz y cine, sin excesos y siempre con unos resultados excelentes: Ascensor para el cadalso (1958), junto a Miles Davis; Un soplo en el corazón (1971), con Gaston Frèche, Charlie Parker y Henri Renaud, reinterpretando a Sidney Bechet; Lacombe Lucien (1974) con Django Reinhardt y Stéphane Grappelli; La pequeña (1978) con Raymond Burke, Louis Cottrell, Bob Greene y Kid Thomas que reinterpretan a Ferdinand ‘Jelly Roll’ Morton, con arreglos de Jerry Wexler; Alamo Bay (La bahía del odio) (1985) con Ry Cooder y su slide guitar; y Vania en la calle 42 (1994) con Joshua Redman.

Esta edición de Jazz Cinema ofrece, en realidad, un merecido mini ciclo dedicado a Louis Malle y su pasión que incluye Atlantic City (1980) y Milou en mayo (Milou en mai, 1990). La primera, protagonizada por un otoñal Burt Lancaster y una refulgente Susan Sarandon, con música original de Michel Legrand y sus arreglos de canciones de Paul Anka (en la voz de Robert Goulet) o el “Flat Floot Floogie” de Slim Gaillard y Slam Stewart; y la segunda, un divertimento que en realidad no es nada ligero, y que se sustenta, entre otros elementos, en la música del genial violinista Stephane Grappelli, que llega a interpretar algunos temas compuestos por el mismo Malle.

Roberto Sánchez.

Compartir
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
FECHAS
DEL 16 AL 25 DE NOVIEMBRE DE 2021
Cartel Jazz Cinema

Films del Ciclo