PRÓXIMAS SESIONES

9 de abril 2021 | 18:00

*La reserva de entrada se mantendrá hasta cinco minutos antes del comienzo de la sesión. En ese momento se permitirá la entrada de público sin reserva
DENTRO DEL CICLO

La Codorniz, de la revista a la pantalla

Presentaremos el libro, en colaboración con Cátedra. Proyección de la película recuperada a partir de copias de Filmoteca Española y Filmoteca de Zaragoza: Café de París.

Edgar Neville, 1943.

Int.: Conchita Montes, José Nieto, Tony D´Algy.

España. 98 min.

Presentación del libro La Codorniz, de la revista a la pantalla (y viceversa).

En noviembre 2019 se publicó un libro con Filmoteca Española y Cátedra: La Codorniz, de la revista a la pantalla (y viceversa). Santiago Aguilar y Felipe Cabrerizo.
Edgar Neville, los hermanos Miguel y Jerónimo Mihura, Tono, José López Rubio y Enrique Jardiel Poncela (la “otra” generación del 27 al completo, vamos) crearon en junio de 1941 la llamada a ser “revista más audaz para el lector más inteligente” , “La Codorniz” . Junto a ellos, dos mujeres, Conchita Montes y la Baronesa Alberta, en unos tiempos en los que los nombres femeninos parecían condenados a un segundo plano, y sus padres putativos, Wenceslao Fernández Flórez y Ramón Gómez de la Serna. La aparición del semanario tuvo el efecto de un auténtico “big bang”, pero las raíces de su humor llevaban fraguándose largo tiempo. Exactamente desde la década de los veinte, cuando sus integrantes se conocieron en las redacciones de las revistas de humor del momento. Juntos emprendieron un camino en el que periodismo, literatura, teatro y viñetas se mezclaban sin ningún tipo de complejo y que no tardaría en dar el salto al cine. Muchos en los estudios madrileños. Otros en los de un Hollywood dorado que por aquellos años echaba a hablar gracias al invento del sonoro.” La Codorniz ” pervivió hasta 1978 y su redacción sirvió de escuela de humorismo y semillero de cineastas. En sus páginas se formarían muchos otros con el paso de los años: Rafael Azcona, Miguel Gila, Antonio Mingote, Chumy Chúmez, Álvaro de Laig,…

Sinopsis Café de Paris

Presentación y coloquio Santiago Aguilar y Felipe Cabrerizo.
Café de París es la primera película que realiza Neville tras la guerra que se orienta abiertamente hacia la comedia, sólo habíamos podido ver hasta ahora su segunda bobina en 16 mm, conservada en el archivo de Filmoteca Española. Hace ya unos meses recibimos alborozados la noticia de que Filmoteca de Zaragoza custodiaba la primera. Era cuestión de tiempo que ambas pudieran reunirse de nuevo en una única copia digital que permitiera el acceso a un título ausente de las pantallas hace varias décadas, tras su desaparición provocada por los sucesivos incendios que han ido esquilmando la historia del cine español. Esta primera comedia conjunta de Edgar Neville y Conchita Montes constituye el eslabón perdido entre las películas de propaganda o históricas que auspiciaron el lanzamiento de Conchita como primera actriz cinematográfica. (…)

La cinta comienza con la subasta de los bienes de la familia de Carmen, el personaje encarnado por Conchita. Con el dinero obtenido marcha a París, donde busca emprender una nueva vida gracias al trabajo que espera encontrar con la ayuda de unos conocidos. Pero la dirección que lleva consigo está equivocada y en busca de alojamiento termina cayendo en una buhardilla bohemia. Es este el auténtico punto de arranque del filme, el pistoletazo de salida para que Neville despliegue su galería de personajes excéntricos, interpretados por varios de sus actores favoritos con los que crea un microcosmos repleto de humor: Julia Lajos, Joaquín Roa, Mariana Larrabeiti, Manuel Requena… Roa es un pintor que sólo pinta bodegones de comestibles que ofrece a los comercios del ramo con tal de poderse comer el modelo. El orondo Requena es su admirador, una especie de agente a la caza de alimentos visualmente sugestivos. El pintor se apellida Landusky, pero es que, explica, «había que llamarle de algún modo y en Polonia gastan estas bromas». Julia Lajos también se autojustifica: «Llevo cuarenta años sin decidirme por una ocupación definida. Soy una espectadora de las ocupaciones de los demás». Café de París es la primera película que realiza Neville tras la guerra que se orienta abiertamente hacia la comedia, como esbozo de los que será gran parte de su memorable trabajo posterior. No es ajeno a esta orientación el trabajo que por esos mismos años está realizando su amigo Miguel Mihura, que introduce pinceladas de humor codornicesco en sus colaboraciones como guionista para Antonio Román, Benito Perojo o muy pronto con su propio hermano Jerónimo. Pero, más atento que el director de La Codorniz al dibujo general de la cinta y a los matices en la interpretación, Neville no solo juega con ellos sino que estructura la película sobre este diseño que va a orientar definitivamente la carrera de Conchita Montes tanto en el cine como en el teatro, donde mantendría una importante línea de trabajo en paralelo y donde terminaría encontrando su auténtica vocación.

La versión de Café de París que ponemos a su disposición corresponde a la digitalización tanto de imagen como de sonido de dos bobinas de 16 mm, una perteneciente a Filmoteca Española y la otra a la Filmoteca de Zaragoza. El material de Filmoteca de Zaragoza corresponde con la segunda parte de la película y el de Filmoteca Española con la primera, si bien el inicio se encuentra incompleto. Para suplir las carencias argumentales debido al fragmento de inicio perdido, se han utilizado cartelas explicativas utilizando para ello la información existente en la novela cinematográfica homónima de ediciones Rialto.

Compartir
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
FILMS DEL CICLO