PRÓXIMAS SESIONES
9 de octubre 2021 | 18:00
*La reserva de entrada se mantendrá hasta cinco minutos antes del comienzo de la sesión. En ese momento se permitirá la entrada de público sin reserva
DENTRO DEL CICLO

Les hirondelles de Kabul/Las golondrinas de Kabul

Zabou Breitman, Eléa Gobbé-Mévellec, 2019.

Francia. VOSE. Animación.
Sinopsis

Los sucesivos estrenos en los últimos meses de El pan de la guerra (2017), de Nora Twomey; Funan (2018), de Denis Do, y ahora de Las golondrinas de Kabul (2019), de Zabou Breitman y Eléa Gobbé-Mévellec (la segunda ambientada durante el genocidio perpetrado por los jemeres rojos en Camboya y las otras dos en Afganistán bajo la dominación del régimen talibán) revelan una cierta tendencia del cine europeo de animación que se aleja del auspiciado por los grandes estudios de Estados Unidos. Por un lado, se trata de filmes con temáticas complejas que se valen de esta técnica para acercar historias reales, con una fuerte carga de denuncia, a un público que no se limita al conformado por los adultos. y también su filiación genérica se convierte de forma inesperada en un vehículo perfecto para afrontar una dimensión política del cine que no suele encontrarse habitualmente en los territorios de la animación.

De este modo, su mensaje parece que cala de una manera menos agresiva gracias a la suavidad de los trazos y a su sensibilidad a la hora de diseñar personajes y escenarios de una manera vocacionalmente artesanal. Como si la ausencia de la imagen real permitiera enfrentar con la mirada fija las atrocidades, injusticias y emergencias humanitarias que estas obras ponen frente al espectador. En el caso de Las golondrinas de Kabul, se trata de la adaptación de un bestseller publicado en 2002 por el prolífico escritor Yasmina Khadra (en realidad es el seudónimo femenino utilizado por un exmilitar argelino para poder escribir evitando la censura) y que desde entonces ha sido reconocido como uno de los relatos más veraces y profundos sobre el terrorífico dominio de los talibanes en Afganistán.

Las cineastas francesas responsables de esta adaptación cinematográfica, que se presentó dentro de la sección ‘Una cierta mirada’ del último Festival de Cannes, rescatan las historias principales que conformaban el relato original -una suerte de mosaico de personajes cuyas vidas se cruzan en 1998 en la ciudad del título- para mantener intacto el mensaje. Se trata de un film que se vertebra a través de la relación entre una pareja de jóvenes amantes y un carcelero, excombatiente en la guerra contra la URSS, y de los vínculos que se establecen entre ellos. A través de sus motivaciones políticas y personales, la película transmite un mensaje contra el fanatismo religioso, la misoginia, la violencia y la opresión de los más débiles. y a la vez enarbola un discurso en defensa de la libertad y de la necesidad de reivindicar el feminismo en un mundo opresor y basado en la imposición.

Zabou Breitman, realizadora con una notable experiencia como actriz en cine, televisión y teatro, y Eléa Gobbé-Mévellec, que viene del campo de la animación, suman sus talentos en sus respectivas disciplinas para dotar de una presencia humana y de dimensión psicológica a sus personajes, creados a partir de los gestos y de los movimientos reales de actores, grabados previamente antes del proceso de creación. De esta manera, los dibujos cobran una necesaria dimensión política que poco tiene que ver con el sentido mainstream, y los sutiles trazos se convierten en un arma de protesta universal con vocación intergeneracional.

FERNANDO BERNAL en CAIMÁN CUADERNOS DE CINE FEBRERO 2020

Premios

Premios del Cine Europeo: Nominado a mejor film de animación.

Premios César: Nominada a mejor film de animación.

Festival de Cannes: Un Certain Regard (Sección oficial).

Festival de Annecy: Sección oficial.

Compartir
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Les hirondelles de Kabul
Colabora

FILMS DEL CICLO